equipo

La almazara Rotalaya cuenta con una historia de casi un siglo de existencia, bajo distintas denominaciones y siempre al servicio del aceite.

Empez√≥ como la primera f√°brica de aceite de Quesada (Ja√©n) bajo el nombre de ‚ÄúSan Agust√≠n‚ÄĚ con dos prensas de capachos de una capacidad de 8 toneladas cada una. M√°s tarde pas√≥ a llamarse ‚ÄúSan Agust√≠n Virgen de T√≠scar‚ÄĚ, como consecuencia de la fusi√≥n de dos f√°bricas, contando ya con 5 prensas con una capacidad e 50 toneladas al d√≠a. El equipo humano que ha formado siempre la almazara han sido trabajadores locales con un sentimiento altivo de su trabajo, de su aceituna y de su aceite.


A√Īos despu√©s estuvo cerrada debido a la presi√≥n de las grandes cooperativas y a principios de los 80 se volvi√≥ a poner en valor con 2 equipos continuos de molturaci√≥n y una l√≠nea de limpieza.


Durante este tiempo el equipo humano también estaba formado por trabajadores de Quesada, Cazorla, Huesa, etc que sentían ese mismo sentimiento de producir un aceite de su tierra y especial por su variedad autóctona Picual.


En esta √ļltima etapa, un grupo empresarial, con experiencia de m√°s de 40 a√Īos en producci√≥n y fabricaci√≥n de aceite, toma las riendas de esta almazara.


El equipo humano y la infraestructura son actuales y adecuadas a las más exigentes medidas de calidad y control para la obtención de un aceite de primer nivel, pero con la misma sensibilidad y altivez de hace un siglo.